Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Skip to main content
Manejo de aguamieles en el beneficio húmedo del café

El vidrio tiene muchas cualidades positivas que lo convierten en una opción ideal para la fabricación de los frascos que conservan nuestro café NESCAFÉ®. Probablemente la única desventaja es la cantidad de energía que se necesita para moldear el vidrio. Siempre estamos buscando maneras de mejorar nuestro frasco para crear envases responsables, incluyendo la adición de vidrio reciclado, que requiere menos energía, y utiliza menos vidrio nuevo. Nuestros esfuerzos han reducido el consumo de energía considerablemente y han dado lugar a un mejor empaque.

El desafío:

La arena existe en abundancia, pero debe ser calentada por encima de los mil 500°C para hacer vidrio. Estas altas temperaturas requieren de mucha energía, por lo que se buscaron formas de reducir nuestro consumo de energía para hacer una producción responsable con el medio ambiente.

Una manera de reducir la energía requerida es mediante la adición de vidrio reciclado, también llamado “desperdicios de vidrio”, a la mezcla. El vidrio reciclado se funde a la misma temperatura, pero requiere menos energía para hacerlo. Para los contenedores de colores, los fabricantes de vidrio lo producen con un 80% de desperdicios de vidrio. Para el vidrio claro, también conocido como vidrio flint, el porcentaje puede variar desde 15% hasta un máximo del 50%.

La solución:

Para reducir el uso del vidrio y el consumo de energía, tuvimos que mejorar el diseño de nuestros envases. Al trabajar estrechamente con los fabricantes de vidrio y de moldes, somos capaces de encontrar maneras de reducir el peso de nuestros envases conservando todas sus cualidades positivas. Ahorramos peso cuidando la optimización de la repartición de vidrio en el frasco. Reemplazamos ángulos agudos con ángulos lisos. También mejoramos la precisión de una distribución uniforme en cada frasco individual. Y utilizamos un porcentaje de vidrio reciclado para reducir la energía requerida para formar los frascos.

No sólo hemos sido capaces de mejorar los diseños de vidrio, también hemos sido capaces de simplificar el diseño de la tapa de plástico. Entre más ligera la tapa, más precisos deben de ser sus parámetros de fabricación. Si el ajuste no es perfecto, podría dar lugar a que el frasco sea imposible de abrir o, por el contrario, a que la tapa se salga por su cuenta. Mediante el uso de la tecnología para aumentar la precisión del diseño, NESCAFÉ® ha logrado reducir el peso de la tapa de manera significativa.